La empresa de espionaje suministra tinta a Hacienda

Neolinx de México, compañía proveedora de equipos de programa espía en los 2 últimos gobiernos (Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador), obtuvo contratos (en dólares estadounidenses y euros) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por un total de 48 millones 334 mil 956 pesos, pero no por los equipos de intervención.

Los insumos que ahora distribuye esta empresa a la autoridad fiscal -que previamente actuó como mediador en la venta del sistema de geolocalización y análisis de datos masivos Geometrix a varias agencias estatales y fiscales- son «tintas de seguridad» y equipos de impresión de etiquetas. (Identificación «papillón»).

➡️ El ciberespionaje contra las mujeres va en incremento en México

Sociedad

El Ministerio de Salud recorta 5.000 trabajadores básicos en tres años

Según los datos publicados por este organismo en la Interfaz Nacional de Transparencia (PNT), que corresponden al tercer trimestre de 2021 (julio-septiembre), ambos contratos fueron suscritos por el Ministerio de Hacienda para la Dirección General de los Laboratorios de Imprenta. y Valores (DGTIEV), cuando el titular de la agencia ya era Rogelio Ramírez de la O.

El primer contrato, suscrito el 23 de septiembre por el gerente legal de Neolinx de México SA de CV, Bernabé Cesáreo Lira Uribe (quien suscribió todos y cada uno de los contratos de venta de equipo de espionaje), prevé la «adquisición de láminas, contraplaca de caucho y chablones (marcos) para la elaboración de etiquetas”.

El importe total del servicio fue de 484 mil 242 euros, o 11 millones 360 mil 317,32 pesos al cambio de esta moneda el día de la firma del contrato, semejante a 23,46 pesos mexicanos por euro.

Para el segundo contrato, también de fecha 23 de septiembre, el concepto de servicio fue “la compra de tintas de seguridad para impresión en huecograbado para la elaboración de etiquetas”, a un costo de 1 millón 845 mil 705 dólares americanos.

Lo anterior representa un total de 36 millones 969 mil 471.15 pesos al género de cambio del día de la firma del contrato, o 20.03 pesos mexicanos por dólar estadounidense.

EMPRESA POLIVALENTE

Neolinx de México lo realiza todo. Al menos eso dice su perfil de empresa en el portal de Negocios y Comercio en México.

Sus ocupaciones incluyen «comercialización, distribución, compra, venta, transporte, almacenaje, embalaje y fabricación de todo género de bienes y prestaciones».

El hogar fiscal empleado por la compañía en todos los contratos en los que ha distribuido equipos con el programa espía Geomatrix está en Calle Antonio Caso 150, Departamento 103, Colonia San Rafael, Alcaldía Cuauhtémoc, Localidad de México.

El Sol de México asistió a esa dirección para entender la opinión de la compañía sobre los contratos firmados con Hacienda, pero también para comprender si aún distribuye equipos para «tecnologías de supervisión, intervenciones de comunicación, localización geográfica en el mismo instante y análisis de información». .

Pero en ese edificio de cuatro pisos, ubicado entre las calles Gabino Barreda y Manuel María Contreras, comentaron que ya no está la empresa.

Los contratos firmados con la SHCP lo afirman. En este momento, la empresa indica como residencia fiscal Bulevar Manuel Ávila Camacho 118, piso 22, oficina 2203, colonia Lomas de Chapultepec, oficina del alcalde Miguel Noble.

En la recepción del lujoso edificio, situado entre Ferrocarril de Cuernavaca y Sierra Candela, detallaron que la compañía está ahí, pero que no han trabajado en los últimos días por la temporada navideña.

FIRMA INTERMEDIARIO DE ISRAEL

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), organización civil dedicada a la defensa de los derechos humanos en el entorno digital, ha documentado que múltiples dependencias del gobierno de Enrique Peña Nieto (entre 2014 y 2015), tal como la Fiscalía L’ Fiscalía General de la República (FGR) de Alejandro Gertz Manero (entre 2019 y 2020), empleó a Neolinx de México como intercesor para conseguir equipos de espionaje.

Justo al comienzo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, RD3 descubrió que la Fiscalía Particular para la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) compró equipos de vigilancia Geomatrix (un sistema de geolocalización para equipos de telefonía móvil inteligente) a la compañía israelí Rayzone Group.

La transacción fue por un monto de $2.4 millones (47 millones de pesos), en donde Neolinx de México fungió como intermediario de la transacción.

La organización civil apuntó que este género de equipos ahora habían sido comprados anteriormente por la Dirección General del Cuerpo Técnico de Control de SIEDO, en el mes de abril de 2018, aún en el gobierno de Peña Nieto ─también por medio de la compañía Neolinx─ por un monto de $ 4,56 millón.

La R3D asimismo advirtió la adquisición de la plataforma de análisis y solicitud de big data Echo entre 2019 y 2020, por montos de 1,1 y 1,7 millones de dólares americanos respectivamente, y documentó que la transacción se realizó por medio de Neolinx.

Echo – especificó la agencia – es una plataforma creada por Echo-On Technologies, una subsidiaria de Rayzone Group.

“El sistema da a las autoridades diversa información sobre los usuarios de Internet, de manera incógnita, sin necesitar la colaboración del individuo u otra entidad comercial”.

@Rivelino Rueda

También te puede interesar

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad